naranjas

Ponte morena comiendo

Queda oficialmente inaugurada la temporada de la operación bikini ¿No estás emocionada? Vale, yo tampoco. En primer lugar porque no para de llover y no parece que el verano está a unas semanitas de distancia, y en segundo lugar porque ya va quedando menos para ponerse en bikini y lucir piel (y lorzas, piel de naranja, pelitos, etc) delante de todo el mundo.

Que no cunda el pánico, me he propuesto ayudarte a sobrellevarlo y de camino me conciencio yo también.

En esta primera entrega, voy a tratar del tema del bronceado. Vale que todavía no te puedes poner a coger sol hasta que no mejore un poco el tiempo, pero si que hay una cosa que puedes hacer: incluir en tu dieta una serie de alimentos que ayudan mucho a coger ese morenito tan apetitoso con el que todos y todas soñamos.

En general, la regla básica es que tienes que tomar alimentos naturales de color rojo, naranja o amarillo, ya que contienen una determinada cantidad de vitamina C y betacaroteno, que son las dos cosas que te van a dar colorcito. Digo alimentos naturales porque por ejemplo las patatas de bolsa, aunque sean amarillas, no tienen estos componentes, ni nada que le vaya a venir bien a tu cuerpo serrano, como te podrás imaginar.

Sin más, te voy a decir cuáles son mis alimentos favoritos por contener vitamina C y betacaroteno y porque están buenísimos:

calabaza

tomates

  • Calabaza. Desde que tengo uso de razón me encanta la crema de calabaza. Un cuenco de esta cremita calentita por la noche con un poco de jamón cortado en taquitos por encima es un placer. Hay muchas recetas para hacerla, pero por si te interesa yo suelo emplear calabaza (obviamente), un par de tronchetes de queso, un chorrito de leche desnatada, sal y pimienta. ¡Buenísima! Además de ponerte morena, la calabaza te va a aportar fibra, lo que evita la retención de líquidos, y vitamina A y B.
  • Salmón. El segundo elemento de esta lista no podía ser otro que el salmón, uno de mis pescados favoritos. Se que lo mejor es comerlo a la plancha, pero que quieres que te diga, yo me pirro por el ahumado. Además que lo ahumo yo misma en casa (que apañá que soy). Con el salmón son todo ventajas, puesto que tiene ácidos grasos omega 3, vitaminas A, B y C, calcio, hierro y fósforo.
  • Tomate. ¡Qué bueno está un aliño de tomate en verano! ¡O una ensalada caprese! Se me hace la boca agua. Esta fruta o verdura, dependiendo de qué fuente lo describa, es un gran antioxidante, desintoxicante y diurético.
  • Naranja y mandarina. La reina de la vitamina C no podía faltar en esta lista. Hay gente que la incluye en las ensaladas, pero a mi sinceramente me gusta tomarla sola en la merienda o a media mañana. Contiene vitaminas A, B, C y G, calcio, fósforo, magnesio y potasio, entre otros.
  • Zanahoria. Recuerdo que de pequeña me obsesioné con tomarla porque no quería que me pusieran gafas, y sirvió más o menos. Tiene una gran cantidad de carotenos y vitamina A.

Espero que te haya servido este artículo y que te pongas conmigo manos a la obra para estar estupenda este veranito.

Un besito y hasta dentro de muy poquito

XOXO, ANGIE

Fuentes de las fotografías: