2

La importancia de saber estar solo

¡Bienvenid@ a otro post en el que divago sin parar!

En primer lugar, tengo que contarte que he decidido que uno de los dos canales que tengo, el primero que cree, voy a dedicarlo a los Vlogs. Con Vlogs me refiero a dos cosas principalmente: divagaciones sobre temas que me parecen interesantes (como el de hoy), y vídeos de mis viajes, escapadas o simplemente días en los que haga algo especial y me apetezca llevarme la cámara conmigo.

Si te gusta la idea y te apetece ver vídeos de este tipo, por favor déjamelo en comentarios, en redes sociales o por correo electrónico. Te estaría súper agradecida <3

El tema del que te voy a hablar hoy es de la importancia de saber estar solo. Yo soy una persona que, aunque he tenido pocas parejas, me han durado mucho tiempo. Años de hecho. Por lo tanto, prácticamente toda mi vida desde que era adolescente he tenido pareja. Además, por circunstancias de la vida, nunca ha pasado mucho tiempo desde que tenía una pareja hasta otra. Vamos, que nunca había estado soltera más de un par de meses.

Esto es algo que no se lo recomiendo a nadie. Sé que esto es algo que no se decide, las cosas vienen como vienen, pero es completamente necesario pasar un tiempo solos, para conocernos a nosotros mismos.

1

Cuando terminé con mi última pareja, mucha gente me decía: “No te preocupes, seguro que muy pronto conoces a alguien y te echas novio otra vez”. Mi respuesta era: “No, gracias”.

Sentía que, por una parte, necesitaba estar sola para aclarar mis ideas y ponerlo todo en perspectiva y, por otra, quería hacer cosas que me apetecieran a mí. Necesitaba encontrarme conmigo misma y descubrir qué cosas me gustan hacer de verdad y hacia dónde quería dirigir mi vida.

Cuando tienes pareja te condiciona mucho. Esto es así, aunque no debería serlo en muchos casos. Al final dejas de hacer cosas porque sabes que a él o ella le van a molestar o acabas haciendo cosas que le gustan a esa persona. No digo que eso esté mal, digo que necesitamos tener un tiempo, una época en nuestra vida, en la que no dependamos de lo que otra persona piense o necesite.

En este tiempo, por ejemplo, he creado mi blog, he subido vídeos a Youtube, he viajado un montón, he salido de fiesta, he hecho senderismo, y mil cosas más que antes no hacía. Y hago las cosas como me salen, sin tener que dar explicaciones a nadie más que a mí misma.

Este verano, unos chicos con los que estuve hablando me dijeron: “Con lo guapa, simpática y lista que eres, no entiendo cómo estás soltera ¿qué te falla?”. Me quedé con la boca abiera. ¿¿¿PERDONA??? ¿¿¿¡¡¡¡ WTF!!!!!???? Si estás bien, tienes pareja y si estas mal, si te falla algo, estas soltera. ¿Pero en qué mundo vivimos?

No hace falta tener pareja. Hace falta estar bien con un@ mism@. Lo más importante es llevar la vida que quieres llevar y si en el camino tienes la gran suerte de encontrar a la persona que te acompañe en ese viaje, mucho mejor, pero si no, no pasa nada. No es nada fácil encontrar a alguien que sume y que no reste y, desde luego, si no encuentras a esa persona, es muuuuuucho mejor estar soltero.

Otra cosa, estar soltero no significa estar solo. Yo tengo suficientes personas cerca como para poder decir que no estoy sola. Incluso hay ocasiones en las que, teniendo pareja, me encontraba mucho más sola que ahora.

Como conclusión a todo esto quiero dejar claro a todas las personas que se han quedado solteras desde hace poco, o que están buscando pareja desde hace tiempo, que no desesperen. Piensa qué quieres hacer con tu vida y dedícate a alcanzar tus sueños, porque tu persona es lo único que de verdad debe importarte. A lo largo de ese proceso probablemente encontrarás a alguien que le guste la persona en la que te estás convirtiendo y si no, tendrás la mayor satisfacción de todas: ser la personas que soñabas.

Espero que te haya gustado este post y que te haya motivado aunque sea solo un poquito, para ser la persona que quieres ser o, lo que es lo mismo, la persona que mereces ser.

 

Un besito y hasta dentro de muy poquito.

XOXO, ANGIE