primera

Ordenando mi maquillaje

primera

De vez en cuando apetece ponerse a ordenar, y si encima es el mueble del maquillaje, llego a un momento de felicidad que no todo el mundo puede entender. Solo las amantes del orden y de los potis, que sé que no son pocas 😀

Mi colección de maquillaje es mediana, creo que ni mucho ni poco, ni chicha ni limoná. Me gustaría tener todo lo nuevo que sacan Mac, Benefit o Sigma, pero soy consciente de que no me hace falta, y si además tengo más de lo que voy a ser capaz de gastar, ¿qué sentido tiene? Ese dinero prefiero invertirlo en otras cosas, como viajes o un buen tratamiento capilar. Vale también me gustaría gastármelo en un par de Loboutin, pero creo que no va a pasar. Por ahora. Algún día llegará.

En el mueble de cajones que ves en la foto lo tengo todo, bueno, en los dos primeros cajones. Encima pongo mis brochas, pinceles y lápices de ojos, en portavelas decorados con purpu DIY (ya hice una entrada en el blog en el que te cuento cómo los hice).

cajon arriba

He utilizado cajitas de cartón que compré en un bazar para separar las distintas categorías. Así en el primer cajón tengo las cosas de rostro y ojos. De izquierda a derecha y de arriba a abajo puedes ver mis paletas de ojos, pestañas postizas, pigmentos, sombras individuales, bronceadores y polvos de sol, coloretes y sombras que uso poco, correctores, coloretes que más uso, y bases de maquillaje tanto fluidas como en polvo.

cajon abajo

En el segundo cajón están mis lacas de uñas, labiales, cosas para el pelo y cosas que no sabía dónde ponegomillasr. En la parte superior izquierda tengo gomillas, pinzas, bandas y otras cositas para el pelo. Un truquito que puedes poner en práctica para no perder las gomillas o coleteros es unirlas todas como puedes ver en la foto. Yo no sé tú, pero a mí se me pierden todo el rato, y al hacer esto las suelo tener controladas.

También tengo en este cajón los labiales, separando entre los que más utilizo, que están en un organizador de plástico que me permite tenerlos todos bien colocaditos; los que menos uso, que están todos amontonados; y los que quiero gastar, que los pongo más a mano.

Puedes ver un compartimento que está prácticamente vació, tan solo con un lápiz de ojos. Aquí es donde pongo los productos que voy terminando para después hacer una entrada en el blog cuando tenga unos 5. Me motiva ver las cosas que he ido terminando, porque así no me siento tan mal cuando compro cosas nuevas. Hay quien se conforma con poco 😀

Por otro lado están mis lacas de uñas. Las puedes contar, hay 42. Y eso que he tirado algunas porque se habían secado y he gastado últimamente 2. No lo puedo evitar, me encantan, y no creo que pueda dejar de comprarlas, aunque voy a intentar no acumular muchas más porque ahora tengo el espacio jupintauñassto para las que tengo, pero en cuanto que gaste una, me compro otra nueva. Presiento que va a pasar. ¡Qué le vamos a hacer!

Como habrás visto, les he pegado una pegatina en la parte superior con el color del esmalte. Creo que este tip es muy útil para no tener que desorganizarlo todo cada vez que te pongas a buscar un esmalte. No sé si te has dado cuenta, pero los tengo ordenados de más claros a más oscuros.

Por último en este cajón hay envases vacíos de plástico que tengo de restos de muestras que me han dado, y los envases de cartón de Mac, por si algún día me da para hacer un Back to Mac. De momento lo veo difícil, porque me da mucha pena gastar mis cositas de esta marca, pero algún día pasará, y quiero llevarme mi labial gratis.

En fin Serafín, esto ha sido todo por hoy. Todo mi maquillaje y cómo lo he ordenado. En los próximos días voy a subir muchas cositas a mi Instagram, así que te recomiendo que me sigas por allí si quieres saber qué pasa por mi vida. Pincha aquí para verlo.

Un besito y nos vemos pronto

XOXO, ANGIE