et

Fenómenos paranormales y qué me diría a mi Yo de 17 años

Me ha pasado una cosa muy pero que muy fuerte. No sé qué explicación posible tiene, pero ahí va. Me encontraba yo tranquilamente por mi casa pensando en qué carrera iba a estudiar, preocupándome por cosas típicas de adolescente cuanetdo, de pronto y sin venir a cuento, como si de un rayo extraterrestre se tratara, he cumplido 27 años. Así, sin previo aviso ni nada.

¿Cómo ha podido pasar? ¿En qué momento han pasado 10 años como si nada, sin casi darme cuenta? ¿Cómo me van a creer si soy una adolescente encerrada en un cuerpo de una mujer de 27 tacos? Y más preguntas: ¿Se supone que ya tengo que sentar cabeza  y plantearme tener una familia? ¿Tengo que ir ahorrando para comprarme un piso? ¿Se ha acabado el ir de discotecas todos los fines de semana y hacer botellón? ¿Qué va a ser de mi? ¡¡¡SOCORRO!!!

Pues sí, hoy cumplo 27… Es increíble cómo pasa el tiempo, los días, las semanas, los meses y los años se me escapan de las manos a una velocidad de vértigo. Que llegue mi cumple me ha hecho tener ganas de reflexionar y de pensar en qué le diría a mi yo de 17 años, esa chica que iba al instituto, se planteaba qué estudiar, tenía la cabeza llena de pajaritos, se enamoraba cada semana y soñaba con convertirse en reportera de televisión, escritora de novelas, arqueóloga, intérprete, diseñadora de interiores, y un largo etcétera. Pues bien, a día de hoy esto es lo que le diría.

11824961_10155817912300198_6248003291258722553_n

En primer lugar, me diría que me relajase, no me preocupara tanto por el qué dirán y sobre todo, no dejase que las inseguridades taparan mi personalidad. Como toda adolescente, quería ser la más guapa, la que esté en mejor forma física, la más inteligente y la más simpática.

Cuando vas a un lugar, ten presente que siempre va a haber por lo menos una persona más guapa que tu (si no son decenas), pero no pasa absolutamente nada. La belleza es muy relativa y depende del ojo que la mira. Tú intenta ser la mejor versión de ti misma. Cuídate ese pelo, no dejes que las puntas se te abran, limpiate bien el rostro y maquíllate para verte guapa. Para verte guapa tu, no los demás. No intentes arreglarte para que se note que te pintas o para parecer mayor. Arreglate para sentirte guapa tú, que es a la única persona que tienes que impresionar.

Respecto a la forma física, cada vez que vayas a la playa o a la piscina verás que hay chicas más delgadas y con menos celulitis que tú. Eso va a pasar. Alégrate por ellas y procura tú estar bien también. Intenta comer lo más sano posible y haz deporte con frecuencia, pero no te obsesiones. Intenta ser una persona sana por dentro y por fuera.

Estudia todo lo que puedas, aprende cosas, lee libros, decídete por algo que te guste y esfuérzate al máximo por sacar buenas notas. Y si lo pruebas un tiempo y no te convence, cambia de rumbo. Eso sí, cuando encuentres lo que de verdad te guste, da el 100% de ti misma para hacerlo una realidad. Probablemente no seas la más lista de la clase, pero sí tienes que ser la que más se esfuerza y la que más espíritu entrega a la materia.

Finalmente, se una persona abierta y sincera. Muéstrate simpatica y con ganas de conocer a las personas. Aunque alguien te parezca desagradable o aburrido, dale una oportunidad. Es probable que se muestre así por timidez o porque piense que tú tienes prejuicios. Las personas que se encuentran bien consigo mismas no tienen problemas para abrirse a las demás y están deseando enriquecerse con lo que otras le puedan aportar. Se buena amiga de tus amigos y no dejes que nadie te cierre puertas ni te impida tener lazos con otras personas.

Debes ser una persona independiente, que sabe valerse por sí misma, pero que se rodea de personas a las que quiere para sentirse feliz. Vive, di que sí a las oportunidades, no te arrepientas de no haberte atrevido a hacer. Ríe, ríe cada día de tu vida y busca el lado positivo a las cosas. Solo estamos aquí una vez, y no merece la pena pasar por la vida de puntillas, sino dejando huellas en la arena.

Después de pensar todo esto, llego a la conclusión de que esto me lo puedo decir a mi yo de 27 también. ¡Me queda tanto por aprender!

XOXO, ANGIE