fiesta-en-discoteca

Cómo recuperarte tras una fiesta que se ha ido de madre

bg-nightlife

Todos hemos ido a fiestas que empezaron siendo tranquilas y acabaron siendo una locura, con la terrible consecuencia de que después te encuentres hecha un trapo. Si sabes de lo que hablo y estás segura de que te volverá a pasar, sigue leyendo.

  • Cuando llegues a casa después de la fiesta, no olvides desmaquillarte. Sí, lo sé, cuando llegas en un estado “perjudicado” lo último en lo que piensas es en ponerte a pasarte el algodón empapado en agua micelar, pero créeme, luego te alegrarás. Dejar que la piel descanse es importante, y levantarte hecha un oso panda tampoco te va a gustar nada.
  • Pasa del café, del té y de los refrescos. Aunque el café es el mejor invento del mundo, déjalo para el lunes. De momento confórmate con beber mucha agua y si quieres, un zumo o una infusión. No eches cuenta a tu amigo pesado que te dice que una borrachera se quita con más alcohol. Es una mentira cochina de alguien que seguro que solo quiere enredarte para que salgas de fiesta otra vez.
  • No te vayas a meter en el burguer a hincharte de hamburguesas y patatas. Lo siento, pero hoy está prohibido. Cositas a la plancha y al vapor y punto.
  • Pégate una ducha de agua fría. Tal como lo lees. No es un castigo por lo que quiera que hayas hecho la noche anterior, es uno de los mejores remedios que yo conozco para calmar el mal cuerpo que deja la resaca.
  • Revisa, ahora que ya estás fresca, los mensajes de tu móvil. Probablemente hayas escrito cosas que no debías a quien no debías (tu ex, tu jefe, el padre de tu ex, el padre de tu jefe…). Es el momento de olvidar que esto ha pasado y borra para siempre su número de tu móvil, o mejor bloquéalo. Piensa que si te vuelves a emborrachar le volverás a escribir un mensaje, por lo que es mejor evitar tentaciones.
  • No te vengas abajo si has dado demasiado el cante. Piensa que todo el mundo se vuelve loco cuando sale de fiesta y, después del más que merecido día de resaca metida en la cama, sal a comerte el mundo. Hayas hecho lo que hayas hecho, echa las culpas al alcohol (aunque no sea cierto) y punto.

Espero que estos súper consejos te hayan servido y que afrontes con otra mentalidad el próximo fin de semana.

XOXO, ANGIE

Pd: Imagen de Night Party Bcn